Accesibilidad para no videntes y disminuidos visuales

Incorporamos en el blog el Programa vozMe. Haciendo clic en el texto Escuchar este post, ubicada al final de cada nota y página podrás acceder a un programa de voz que lee el articulo por vos.

lunes, 20 de enero de 2014

SIN HUELLA: consejos para un turismo responsable



Ya muchos de nosotros nos hemos ido o estamos por irnos de vacaciones, otros nos quedamos en la ciudad y acaso simplemente vayamos a tomar mate al río. Sea cual fuere nuestra situación, bien vienen estos consejos para actuar responsablemente con nuestro entorno.
El turista responsable está preocupado por la sostenibilidad y busca minimizar el impacto en el ambiente, el cuidado de la naturaleza y el respeto por las comunidades locales, ayudando en su desarrollo.

Decálogo del Turista Responsable:
  1. Todos los lugares donde viajamos conservan una historia, una cultura y unos valores naturales y propios: debemos informarnos sobre ellos, de forma que nuestras actitudes y conductas no provoquen perjuicios sobre ellos.
  2. Si elegimos un establecimiento turístico que haya adoptado medidas para reducir el impacto en el paisaje y en el medio ambiente (arquitectura tradicional, ahorro en el consumo de energía y agua, transporte colectivo de los huéspedes…), podremos contribuir a desarrollar e incentivar este tipo de iniciativas.
  3. Elige recorridos a pie, en bicicleta, o caballo. Las rutas en cuadri, motocross o 4×4 provocan la erosión del suelo, además de contaminar acústicamente y atmosféricamente. Recurre al tren o al autobús en lugar de al coche. Fomenta el turismo de proximidad. Seguro que a menos de 150 km de casa, hay un importante número de lugares interesantes que no conoces.
  4. Fomenta el ahorro de agua.
  5. Genera menos basura. Rechaza productos con envoltorios y envases innecesarios y sugiere a los establecimientos turísticos el empleo de envases reciclables.
  6. Si consumes productos naturales de la zona, además de disfrutar de la auténtica gastronomía local, contribuyes a las economías familiares y a la supervivencia de un auténtico turismo rural con un uso del suelo compatible con la conservación del medio ambiente. Elije regalos entre la artesanía local. No adquieras plantas ni animales, ni vivos, ni muertos.
  7. Visita zonas naturales protegidas y reservas. Se crearon para preservar lugares y especies de gran valor ecológico y en muchas ocasiones en peligro de extinción. Todas ellas cuentan con centros de acogida e interpretación que proporcionan las orientaciones necesarias para valorar su importancia. Mantén las distancias con la fauna para no interferir en sus hábitos.
  8. Apuesta por vacaciones solidarias. Contacta con alguna de las ONG que organizan este tipo de viajes.
  9. Senderismo, rutas en bici, piragüismo, navegación, escalada… opta por actividades de escaso impacto en el entorno. Y no olvides el turismo cultural.
  10. Las vacaciones son la mejor oportunidad para educar a los hijos en el respeto hacia la naturaleza, las personas y los pueblos.
Fuente: Revista esPosible nº5

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada